Los Aerogeneradores y el Medio Ambiente

Los Aerogeneradores y el Medio Ambiente
turbinas-de-viento-150x150

Un parque eólico no se puede construir sin antes realizar un estudio de impacto ambiental que determine su viabilidad; pudiendo desestimarse una instalación rentable si hay efectos negativos para el entorno.

El estudio analiza el emplazamiento elegido, el tamaño de la instalación y también la distancia entre el parque eólico y áreas sensibles, como son los asentamientos humanos y espacios naturales protegidos. Al finalizar la instalación y durante la explotación se deben presentar informes medioambientales periódicos.

Impacto sobre la Fauna Avícola
aves-y-aerogeneradores-300x234

Existe un debate entre la industria explotadora de parque eólicos y los diferentes grupos de defensa de la naturaleza, tal debate se debe a la mortandad de ave causadas por colisiones con las aspas de los equipos.

Previa instalación de un parque eólico se realiza un estudio que refleje la presencia y el paso de aves, acompañado por un inventario de especies.

Desde hace años se está investigando en aerogeneradores que protejan a las aves.

Expertos en esta tecnología indican que las aves se acostumbran a la presencia de los aerogeneradores y los evitan en su trayectoria, como hacen con los árboles y otros obstáculos naturales. Para evitar que choquen con los cables de alta tensión, se destacan con elementos como cintas, balones o espirales.

Impacto Ecológico y Visual
parque-eolico

No se puede negar que la instalación de un parque eólico produce un impacto visual y ecológico en el terreno en que se asienta. Se requiere el movimiento de tierras y la construcción de carreteras y pistas de acceso al parque eólico. En todo caso, ninguna otra forma de generación eléctrica permite restaurar tan fácilmente el entorno al final de su vida útil.

Los aerogeneradores actuales se construyen de un tamaño lo más reducido posible y se pueden pintar con colores que perturben menos el paisaje, así el impacto visual puede minimizarse.

En áreas llanas suele ser una buena estrategia disponer las turbinas según una distribución geométrica simple, aunque en paisajes con fuertes pendientes suele ser mejor hacer que las turbinas sigan los contornos de altitud del paisaje, o los cercados u otras características del paisaje.

aerogeneradores-darrieus-en-autopista

Se está estudiando la viabilidad de integrar aerogeneradores en las torres de red eléctrica y en autopistas, para evitar nuevos impactos en las zonas naturales y aprovechar de paso dichas infraestructuras.

Impacto Acústico

Otro de los problemas que presentan los aerogeneradores son las vibraciones y ruido que provocan. Por esta razón suelen ubicarse en zonas alejadas de viviendas. Normalmente se observa una distancia mínima de unos 7 diámetros de rotor o 300 metros de los vecinos más cercanos.

Aún así, empresas y científicos de todo el mundo siguen trabajando para construir aerogeneradores que sean, además de más pequeños, más silenciosos, como la turbina esférica silenciosa, la Energy Ball creada por la compañía sueca Home Energy; o el Windspire de Mariah Power que apenas genera ruido.

El mercado de las turbinas minieólicas parece estar dominado por diseños pequeños de eje vertical, helicoidal, de tres palas, aunque la Energy ball es una excepción.

El punto de vista defendido por los fabricantes de equipos eólicos, es que ningún paisaje está nunca en silencio absoluto. Las aves y las actividades humanas emiten sonidos y, a velocidades del viento alrededor de 4-7 m/s y superiores, el ruido de fondo (viento en las hojas, arbustos, árboles, mástiles, etc.) enmascarará (ahogará) gradualmente cualquier potencial sonido de los aerogeneradores.

Fuentes y Enlaces

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *